Actividades de la Gran Hermandad Blanca.

Juan El Amado

Juan El Amado
Juan el Amado es el Chohán del 6º Rayo Oro-Rubí. Fue el discípulo más amado por Jesús; Juan, recostó su cabeza sobre el pecho de Jesús y lo acompañó hasta su crucifixión.

Juan El Amado trabaja para el Sexto Rayo Oro Rubí de la Provisión Divina, el Suministro, el Misticismo, la Paz, la Gracia, la Ministración y la Tranquilidad. Mantiene un foco de Luz con su Radiación dentro de Shamballa, la Ciudad de Luz donde habita la Jerarquía Espiritual, en la región etérica sobre la ciudad de New York, EE.UU., en la Catedral Episcopal “Saint John The Divine”, situada en Manhattan, NYC; lugar donde la radiación del Sexto Rayo Oro-Rubí Devocional se manifiesta por excelencia, cuando allí los asistentes cantan “gospel y spirituals”.

Su Llave Tonal se encuentra en el “spiritual” “Deep River”, y la LLave Tonal de su Retiro Etérico está en la melodía de “Holly City”, de Stephen Adams.

"Juan El Amado, el Discípulo amado de Jesús dice: Te Amo, te Bendigo y te doy gracias por tu gran Servicio a la Tierra. Manténnos sellados en el Poder del Sexto Rayo Oro-Rubí que sana, ama, y bendice la liberación de toda vida". (por Thomas Printz). 

El Retiro Etérico de Juan el Amado está sobre un complejo de templos en la región etérica sobre el desierto de Arizona conocido como: "Las ciudades Etéricas de Arizona"; en el Gran Cañón del Colorado, Arizona, Estados Unidos de Norteamérica. 

Para atraer la PROVISION, Prosperidad y abundancia de todo lo bueno, la hay que estar en PAZ. Sin Paz no hay nada. -"La paz no es una cualidad negativa, es inminentemente positiva y una concentración de poder. ¿Cuánto control se necesita para mantenerse en paz? CONSERVENSE absolutamente en calma y dueños de toda situación"- Dice Thomas Printz, en la Meditación Diaria del Rayo Oro-Rubí.

Causalmente, en ese lugar reina la paz, cualidad del Rayo Oro-Rubí, la quietud tranquilizadora en la armonía visual (Elohim Tranquilidad) y allí la tierra es de color rojo con destellos dorados, al igual que la radiación del Rayo-Oro Rubí. “Como es arriba es abajo” y por Ley de Correspondencia, así es como se manifiesta en ese lugar del planeta tierra la radiación de Juan El Amado.

El “GRAND CANYON NATIONAL PARK”, es un Parque Nacional de los Estados Unidos de Norteamérica. Allí uno puede volar en helicóptero sobre el Gran Cañón del Río Colorado, y sentirse un “Águila”; también se pueden comprar en la tienda, las imágenes con el águila, Patrón Electrónico de Juan El Amado.

Allí mismo, en el Gran Cañón del Colorado, hay una montaña con forma de AGUILA, natural de la piedra, que ha sido formada por la energía eólica, pero es tan clara su imagen que parece como si hubiera sido esculpida y tallada! 

Y si uno quiere sentirse como un "águila" volando sobre el Gran Cañón, ahí se puede vivenciar esa sensación. Pues los norteamericanos han construido un espacio saliente desde la montaña, en las alturas, con piso de cristal, donde uno puede acostarse en el suelo, disfrutar a vista desde lo aéreo y sentirse volar como un águila... Maravilloso!

El Águila además de ser el símbolo del triunfo, célebre ícono insignia de los Estados Unidos de Norteamérica, México, Gran Bretaña, entre otros países, y un ave que habita en ésa región del Colorado, Arizona, es el “PATRON Electrónico” de Juan El Amado.

Y si queremos invocar la energía y radiación de Juan El Amado, podemos usar una imagen de un "águila", una joya, o un accesorio decorativo.

Tal es así que, la religión católica ha asociado la figura del águila a su Presencia. Juan el Amado, fue el inspirador de la mística, la devoción y la entrega incondicional a Dios por medio de la contemplación; su amor totalmente incondicional. De eso trata la “Promesa de Arizona”, de cómo brindar nosotros mismos todo nuestro amor hacia los demás.

PROMESA DE ARIZONA. 
Yo Soy, como ser humano consciente de mis actos, me comprometo a Vivir una vida de Paz y hacer que los demás también la vivan y jamás atacar ni ir en contra de nadie. Ser una persona tranquila, que transmita tranquilidad a mi alrededor. Vivir rebosante de Opulencia y tener siempre para dar. Ser un foco de la Gracia Divina e irradiarla a todo el que me contacte sea de día o de noche. Como "Dios es Amor", "Yo Soy", yo mismo el Amor de Dios para cada quien que vea y contacte. Llevar una Vida Místicamente Consagrada al servicio de los demás.

Gracias Amada Presencia de Dios "Yo Soy", Juan el Amado y sus Ciudades Etéricas, el Maestro Jesús, Lady Nada, la Diosa Lakshmi, la Amada Fortuna, los Arcángeles Uriel y Gracia; y a los Amados Elohims Tranquilidad y Pacífica. Gracias PADRE!

Actualmente estamos transitando la Era de Acuario (Rayo Violeta), que comenzó aproximadamente entre 1954 y 1956; y está más activo el Polo Femenino de la Tierra (Rayo Rosa), en la región etérica sobre el Lago Titicaca, del lado peruano, sobre la ciudad de Puno (cordillera de Los Andes, América del Sur).

La anterior, fue la Era de Piscis, del Rayo Oro-Rubí, del Misticismo, en la cual estuvo más activo el Polo Masculino de la Tierra (Rayo Azul), sobre la cordillera de los Himalayas. Durante el transcurso de ésta Era, fue que surgieron la gran mayoría de los Santos, Santas, y nacieron Jesús, María, José, Juan y muchos más. En ésta Era de la radiación del Misticismo del Sexto Rayo Oro-Rubí, se formaron las religiones católica, cristiana, ortodoxa, protestantes, etc.; por las características de éste Rayo.

Se dice que Juan el Amado no murió e hizo su ascensión en Grecia, país por donde viajó y dejó varios enclaves de su energía en Montes Athos y Patmos.

Juan el Amado quedó a cargo de la custodia de María, Madre de Jesús, después de la ascensión del Maestro Jesús, y cuidó de la primera comunidad cristiana del mundo, establecida en Jerusalén.

Juan El Amado, fue el “Espíritu Envolvente” para la Tierra en el Año 1998 (Leer el Espíritu Envolvente de cada año aquí).

Se sugiere activar la Radiación del Rayo Oro-Rubí y de Juan El Amado, haciendo el “Servicio de Paz y Provisión”, del “Poderoso Libro de los Servicios” (de Rubén Cedeño).

“Amado Juan el Amado, Yo Soy en mí todo el Amor que tú le diste a Dios, a Jesús y a María, haciéndome un Ser de Puro AMOR Divino”. ¡Gracias Padre!

"Yo SOY la Resurrección y la Vida de mi Opulencia y Provisión Divina, eternamente manisfestada, aquí y ahora". ¡Gracias PADRE! 

Fuente: 
Libros.- 
"Metafísica 4 en 1", de Conny Méndez. 
"Siete Rayos"; "Poderoso Libro de los Servicios", "Provisión", y "Magno Libro de la enseñanza", de Rubén Cedeño. 
"Meditaciones Diarias", de Thomas Printz. 
Enseñanza espiritual recibida en clases de metafísica en Seminarios y Congresos Internacionales de Metafísica, y en videos.